SHAMBHALAÇ

Reseña de “Shambhala” – Marta Martín Girón.

Kerena Aymí BookOpinion 1 Comment

SINOPSIS.

El camino y el destino, por lo general, son inciertos. No sabes lo que puede ocurrir dentro de un minuto, pero, tras los años, uno entiende que todo sucede por algo. Así fue cómo, de la noche a la mañana, me di cuenta de que todo lo que había experimentado en mi vida tenía también una finalidad muy concreta: reencontrarme con ellos de manera consciente.

Ahora, los sueños que había tenido desde niña cobrarían sentido. Ahora, esas luces pasarían a tener un significado. Ellos me estaban esperando y, ahora, yo debía tomar una decisión. ¿Estaría preparada para hacerme cargo de su mensaje? ¿Me atrevería a probar un contacto más cercano a ellos? ¿Sería lo suficientemente valiente como para adentrarme en su “ciudad perdida”?
Mi alma había reconocido el llamado.
Shambhala me estaba esperando.

 

Marta Martín Girón

Estudió Administración y Finanzas y estuvo trabajando de ello siete años. Su primer libro  Un regalo familiar: Una fábula sobre la herencia energética, después de muchos otros libros escribió Shambhala y, ahora, en Enero de 2018 publicó LA AVENIDA DE LOS GIGANTES, libro que he conseguido y reseñaré dentro de muy poco porque, señores, qué pintaza tiene.

Además fuentes muy fiables afirman que Marta está escribiendo otras dos novelas negras para presentarse a un concurso de Amazon.

Shambhala: Mensajes a través del tiempo

Esta historia es una de esas que no se encuentran todos los días. Es “uno de esos libros” que te dejan con aquel ácido sabor de boca, que te hacen querer más, que, aunque es una novela plena, te ha parecido hasta poco.

Es un libro para un público paciente que necesita disfrutar de este maravilloso hobby que es la lectura, que te transporta y te obligaría, por mucho que luchases, a adentrarte en los sentimientos de Aurora hasta sustituirla y hacerte protagonista de sus palabras. Acabé sonrojándome a través de las inmensas letras de la autora, solo por cómo lo explicaba todo con perfecto detalle.

A este libro hay que dedicarle tiempo, no puedes pretender leerlo en el tren entre trasiegos y trasbordos, sino disfrutar de una taza de tu infusión favorita y decir “quiero leer y quiero enterarme perfectamente de todo lo que está pasando”.

En Aurora quizá encontré un poco de Marta, la autora, pues recuerdo el principio del libro y una muchacha que tomó la escritura como un pasatiempo y, finalmente, acabó convirtiéndose en parte de ella, de su anatomía vital como bien podrían ser los pulmones o el corazón. En ese momento me di cuenta de que me parezco mucho a ella en ese aspecto, aunque no siempre podamos demostrar la pasión que sentimos por algo todo el tiempo o con tan acertada retórica.

El final me dejó con un pedacito de corazón algo tocado porque te da muchas respuestas pero, al fin y al cabo, no me dejó de parecer un final abierto que te hace decir “¿ya? ¿No hay más?” y te ves resoplando y reflexionando por esa lectura.

 

 

Comments 1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.